Se avecinan unas vacaciones de Semana Santa un tanto particulares, o desde luego distintas a las que hemos vivido estos últimos años. ¿Todo listo para hacerles frente?

En estos tiempo de confinamiento uno de los factores a tener en cuenta es la compra de productos que realizamos en supermercados o comercios locales, y esta vez, a la compra semanal habitual se le suma el hecho de afrontar días festivos en los que dichos establecimientos se encontrarán cerrados. Por ello, planifiquemos y realicemos nuestra compra de la forma más productiva posible. 

La planificación es indispensable

¿Qué tienes pensado preparar durante los días festivos?¿Que alimentos son indispensables en tu día a día? Haz una lista en casa de aquello que consideres necesario para afrontar el periodo festivo y limítate a ella a la hora de hacer la compra. Recuerda que en caso de necesidad el sábado es día laborable y los comercios estarán abiertos. De cara a consumir productos de calidad te recomendamos no acumular en casa la comida más tiempo del necesario, ya que irá perdiendo sus propiedades.

¿Y en cuanto a la carne?

En estos tiempos de amenaza del coronavirus toda precaución que tomemos con respecto a nuestro hábitos de consumo es bienvenida, y esto podemos aplicarlo al sector cárnico. Si por costumbre compramos carne en una carnicería local o en un distribuidor de confianza, desde Zubillaga te animamos a no cambiar dicho hábito. La confianza es una factor clave a la hora de realizar nuestra compra, y estos momentos son los idóneos para afianzar la relación con nuestro distribuidor. Desde Zubillaga garantizamos que el trato de la carne distribuida al pequeño comercio supera los más estrictos test de seguridad, y reivindicamos la calidad del producto y el tratamiento del mismo por parte de las y los profesionales. 

 

Fuente: https://www.zerodespilfarro.eus/herramientas/material-informativo/