El matadero Zubillaga-Oñati mira hacia los nuevos tiempos y  ha desarrollado una nueva estrategia de comunicación que busca fortalecer su relación con clientes y consumidores/as. De cara a ofrecer un servicio personalizado la entidad ha desarrollado una nueva imagen, página web y diversos canales de comunicación. La nueva imagen pretende ofrecer un punto de vista más moderno, y esa línea se refleja en la nueva página web. En el portal https://zubillagahiltegia.com/ se podrán conocer las últimas novedades e información relevante sobre el matadero, y de la misma se podrá acceder a   redes sociales que la organización ha puesto en marcha como Youtube, Facebook o Flickr. También en la web se podrá dar de alta en el boletín informativo de Zubillaga-Oñati, que se enviará mensualmente. Además, este salto presenta otra novedad, y es que a partir de ahora el matadero contará con un servicio de whatsapp. La clientela de la entidad tendrá la opción de establecer contacto directo con los responsables de la misma en el número de teléfono  688 760 273, además de en la dirección de correo zubillaga@hiltegia.com.

La importancia en el servicio

Ubicado en Debagoiena, Zubillaga Hiltegia SL lleva en funcionamiento desde 1983. Se trata de una empresa de servicio impulsada por 12 municipios de su alrededor, cuya principal característica es el trato cercano con baserritarras y ganaderos.

Zubillaga-Oñati ofrece un servicio personalizado de sacrificio, despiece y reparto de reses, caballos u ovejas a las y los ganaderos y carniceros del País Vasco y alrededores. El servicio de despiece y reparto que se ofrece después del sacrificio se realiza con visos a extraer todo el potencial de animal. Zubillaga-Oñati cuenta con un servicio de reparto que ofrece a su clientela la opción de recibir el ganado entero, en canal o envasado.

Trabajando la tradición

Zubillaga-Oñati pasa a denominarse como Servicio de sacrificio y despiece, dando presencia a las principales actividades que se llevan a cabo en sus instalaciones. Juntando las 3 especies con las que trabaja, Zubillaga-Oñati sacrifica alrededor de 9.000 cabezas de ganado anuales, y despieza 250.000 kilos de carne, dando servicio a cerca de 900 granjas. La tendencia de Zubillaga-Oñati es totalmente ascendente, y la nueva estrategia comunicativa viene a dar respuesta a esta realidad. Además, gracias al correcto procesamiento de la carne se garantiza la supervivencia del caserío, manteniendo activo un sector primario en situación de crisis. Por ello, junto a la nueva imagen se presenta el nuevo slogan: El origen de nuestros caseríos, porque sin caseríos sería imposible poder consumir carne. Zubillaga-Oñati procesa de manera correcta los animales que crecen en los caseríos, garantizando la calidad de la Euskal Okela a través de procesos naturales. El objetivo principal de la organización es que el sector cárnico sea duradero, y son varias las marcas de calidad que certifican su garantía (Eusko Label, Giokela, Ekologikoa edo Asturiana).