Los expertos del primer sector afirman que el modelo de producción y consumo alimentario actual es totalmente insostenible a lo largo de los años. Por ello, hoy en día conviene tener en cuenta cada detalle de nuestra vida, desde la escasez de recursos hasta las consecuencias de nuestros hábitos. Para hacer frente a esta nueva realidad es necesario incidir en un modelo de producción y consumo sostenible. La respuesta al consumo inapropiado se debe hallar en el consumo inteligente y el buen reparto de los bienes en el planeta, erradicando las desigualdades.

Apostando por un consumo responsable

Ante esta nueva tesitura, Zubillaga apuesta por la producción de carne local, y lo hace dando servicio a los y las baserritarras del País Vasco y alrededores. La necesidad de un consumo colectivo responsable implica que la producción local deba mantenerse, y en un tiempo en el que la actividad de los caseríos se ha visto disminuida es imprescindible que los servicios que permiten facilitar el trabajo en los mismos sigan funcionando con ciertas garantías. La apuesta de Zubillaga es clara en ese aspecto, convertirse en un pilar en favor del consumo responsable y garantizar el correcto reparto de los bienes en una sociedad concreta, en nuestro caso la vasca.

Fuente: https://www.ambientum.com/ambientum/medio-natural/que-futuro-le-espera-a-las-nuevas-generaciones.asp